Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Literatura’ Category

Hace tiempo no hice bien “los deberes”… Hace tiempo escribí una entrada sobre Daniel Tammet. Ya por entonces había salido a la luz su libro “Nacido en un día azul”, un libro autobiográfico, y yo, a pesar de toda la información que encontré sobre Tammet (o quizá por eso), no me enteré.

Es bastante probable que la persona que esté leyendo estas líneas se haya imagino ya la razón del título del libro: es evidente que el día en el que nació Daniel no había una sola nube en el cielo, y, sin embargo, nada más lejos de la verdad… Dejemos a Daniel que nos lo explique:

Nací el 31 de enero de 1979, un miércoles. Sé que era miércoles porque para mí esa fecha es azul, y los miércoles siempre son azules, como el número nueve o el sonido de voces discutiendo.

Así empieza Daniel su libro y así empezamos nosotros a sospechar que lo que se esconde entre las líneas del libro y en la vida de Tammet no va a ser algo corrientucho… y ciertamente no lo es, o por lo menos en parte.

El libro de Daniel nos habla de Síndrome de Asperger, de epilepsia, de obsesión, de marginación, de una niñez solitaria, del aislamiento que produce el ser raro, de ansiedad, de miedo…, pero también de superación, de amistad, de amor, de sinceridad, de sinestesia, de una capacidad sobrenatural para aprender idiomas, de una forma muy peculiar de hacer operaciones y de “relacionarse” con los números… y, por encima de todo, nos habla de una persona, de un corazón más, un corazón que late, un corazón que se oye a través de cada una de las páginas del libro si se escucha con atención y no nos quedamos en la superficie. Un corazón que, en el fondo al igual que todos, nos susurra: “No te quedes en las apariencias, no te quedes en la piel. Debajo de todo eso estoy yo, esperándote, con los brazos abiertos de par en par. ¿Serás capaz de dar el paso?”. En definitiva, el libro de Daniel es un libro en el que se entremezcla lo cotidiano con lo anecdótico, un libro que grita: “Mírame, soy una persona más; aunque sea raro, por debajo de todo eso sigo siendo una persona, y no merezco ser marginado”.

¡Qué más decir! Que te sugiero que lo leas. Te puedes descargar el primer capítulo (en cualquiera de los dos enlaces) para ir abriendo boca hasta que te hagas con él:

http://www.editorialsirio.com/datos/colecciones/pdfs/9788478085507.pdf

 NacidoEnUnDiaAzul-Capitulo1

Y si no has leído “El curioso incidente del perro a medianoche”, que también es del mismo estilo, te invito a hacerlo.

Anuncios

Read Full Post »

Los fractales, esos “entes geométricos infinitos”, enamoraron mi mente desde la primera vez que los vi… y no sólo por el colorido y la hermosa estructura que resultaba de su más o menos precisa representación, sino también (y sobre todo) por el contenido matemático y las maravillosas ideas que le daban vida. ¿Quién habría pensado alguna vez que “existiera” un “bicho” de dimensión fraccionaria, por ejemplo? ¿Cómo es posible que realizando un mismo proceso sencillo infinitas veces nos resulte algo aparentemente tan complejo como un fractal? Es realmente hermosa esta unión de complejidad y sencillez… Lo sé, en la naturaleza también se da esta mezcla, y por eso los fractales nos los encontramos en la misma (esto es mucho decir, pero igualmente es cierto que en el mundo real no existen las circunferencias o los círculos y sin embargo hacemos como si existieran).

Pero, ¿qué es un fractal? Más o menos ya lo he dicho con mis anteriores palabras. Un fractal es una estructura geométrica resultante de la iteración (repetición) infinita de un proceso geométrico simple y bien especificado, que le suele dar un aspecto final de gran complejidad. Una de las características de los fractales es la autosemejanza: si escogemos cuidadosamente una parte del mismo, obtendremos nuevamente el fractal de partida, aunque en tamaño más pequeño.

Fuente de la imagen: http://weblogs.madrimasd.org

Fuente de la imagen: http://weblogs.madrimasd.org


Quizá esto se entienda mejor con un ejemplo. Cojamos un segmento de longitud 1 y dividámoslo en tres partes iguales. Ahora retiramos la del medio y nos quedamos con los extremos (al contrario de lo que deberíamos hacer en la vida cotidiana). Volvemos a repetir el proceso (eh aquí la iteración de la que hablábamos) en cada uno de los dos segmentos, de longitud 1/3, que nos han quedado. Luego realizamos nuevamente el mismo procedimiento en los 4 segmentos que tenemos… y así hasta el infinito. En este caso no podemos hablar de un fractal hermoso y colorido… porque aparentemente, para un ojo humano, el resultado es el mismo que si no hubiéramos hecho nada (aunque en realidad nos queda un conjunto de puntos con muchos agujeros). A este fractal lo denominamos conjunto de Cantor… Es curioso que, a pesar de tener longitud nula, tenga tantos puntos como el espacio tridimensional. Pero con los fractales ocurren estas cosas.

fractal

Fuente de la imagen: http://milrecursos.com

Por Internet hay infinidad de imágenes de fractales que el lector-investigador puede buscar sin mucha dificultad. Lo que quiero mostrar hoy en este post es otra cosa: un ejemplo de “poesía fractal”. Vamos, un fractal construido con palabras. No es que sea exactamente un fractal, claro, pero seguro que el atento lector sabrá deducir qué relación tienen las siguientes palabras con dicho ente geométrico. La versión original está en inglés (hago una traducción bastante chapucera después. Agradezco cualquier aportación para su mejora) y la escribió Dane R. Camp. La encontré en el número 2 del volumen 30 de la “Journal of Recreational Mathematics” (1999-2000), páginas 83-86. Está basada en el clásico cuento para niños “El Gato Garabato” (The Cat in the Hat en inglés), del Dr. Seuss. Pues adelante: (más…)

Read Full Post »

senordelcero

Por el artículo Guía de contenidos matemáticos por capítulos, de Eva M. Porzuna, me he enterado de la gran labor que han hecho, tanto ella como los compañeros del IES Izpisua Belmonte. Esta labor va destinada a acercar un poco las Matemáticas a los alumnos a través de la Literatura. En el artículo ya comentado se puede ver la revista que ha hecho Eva, en la que aparecen los siguientes libros con los contenidos matemáticos que desarrollan por cada capítulo. Son obras destinadas al primer ciclo de la ESO:

  • La selva de los números. Autor: Ricardo Gómez. Edit: Alfaguara.
  • La sorpresa de los números. Autora: anna Cerasoli. Edit: Maeva.
  • Malditas matemáticas. (Alicia en el país de los números) Autor: Carlo Frabetti. Edit: Alfaguara.
  • El Señor del cero. Autor: Mª Isabel Molina. Edit: Alfaguara.
  • Ernesto el aprendiz de matemago. Edit: Nivola. Colección: El rompecabezas, nº 6
  • El país de las matemáticas para novatos. Edit: Nivola. Colección: El rompecabezas, nº 2.
  • Teatromático. Edit: Nivola. Colección: El rompecabezas, nº 3
  • ¡Ojala no hubiera números!. Edit: Nivola. Colección: El rompecabezas, nº 4
  • El diablo de los números. Autor: Hans Magnus Enzensberger. Edit: Siruela.

El Departamento de Matemáticas del IES Izpisua Belmonte, por su parte, ha hecho una recopilación de libros con contenido matemático, clasificándolos atendiendo al curso al que van destinados, según su criterio. En muchos de ellos, además, nos podemos beneficiar de la correspondiente guía de lectura, para descargar en Word o en Pdf.

lasorpresadelosnumeros

Y ya que he empezado hablando de libros, no me gustaría terminar este post sin mencionar algunos artículos de revistas que están en esta misma onda:

  • En Sigma nº 31 [pdf] hay un artículo muy interesante, “El valor matemático de un cuento “[Pdf, 363 KB], donde se nos reseñan varios cuentos acordes con distintos contenidos matemáticos de Educación Infantil: desarrollo lógico, desarrollo numérico, desarrollo de las magnitudes y su medida, desarrollo del pensamiento geométrico y resolución de problemas.
  • El último número de Uno (nº 50, enero-marzo de 2009) es un monográfico sobre Literatura y Matemáticas. Entreelgranjuego otros muchos artículos interesantes nos encontramos con “Bibliografía comentada de literatura y matemáticas”, del Grupo Alquerque. Dicho artículo clasifica bastantes libros con contenidos matemáticos por ciclos, comenzando en Primaria y terminando en Bachiller. En algunos casos también se nos indica una url donde podemos ver o descargar la correspondiente guía didáctica. Lástima que sólo te puedas descargar el artículo si eres suscriptor.

Y creo que hay todavía otro artículo relacionado con este tema, juraría que en Sigma. Lo hojee hace tiempo pero ahora no lo encuentro. Si doy con él ya actualizaré la entrada. Creo que con esto es suficiente

Read Full Post »

Ese es el título de un libro que he estado leyendo últimamente. Podríamos decir que está en la misma línea que “El Caballero de la armadura oxidada“, de Robert Fisher. La autora del libro, Marcia Grad, nos invita a viajar con la princesa Victoria (¿por qué ese nombre? 🙂 ) en busca de la Verdad.

Victoria es una princesa delicada que siempre ha vivido a expensas del Código Real y de lo que sus padres le han ordenado. Victoria tiene una ilusión: ser rescatada algún día por un Príncipe Azul… pero cuando el príncipe aparece, las cosas no parecen ir tan bien como ella había pensado. Al principio todo es hermoso, mas con el discurrir del tiempo el Doctor Risitas (como la princesa llama a su amado) da paso al Señor Escondido, el lado oscuro del príncipe.

Victoria, después de haber intentado ayudar al príncipe y de haber intentado ser perfecta en todo para que el Señor Escondido no apareciera, pero sin lograrlo, decide emprender viaje por el Camino de la Verdad. En él se topará con el mar de la Emoción, en el que logra aprender a nadar y a llevarse por la corriente; con la tierra de la Ilusión, en la que la mayoría nos encontramos; con el país de Es, con Memoria y con el valle de la Perfección. Al final llegará al templo de la Verdad y recibirá el pergamino sagrado.

Pero no terminan aquí las aventuras de Victoria, aunque sí el libro: la vida es un aprendizaje continuo que nunca acaba. Los pasos de Victoria por el Camino de la Verdad no son más que el comienzo… Mas ahora sabe muchas cosas: sabe nadar en el mar de la Emoción, sabe que los cuentos de hadas se pueden cumplir siempre que queramos, aunque igual no de la forma que habíamos pensado, sabe que para amar a alguien primero hay que amarse a sí misma, sabe que igual el príncipe de sus sueños aparece algún día, pero si no lo hace tampoco importa, porque su corazón ya está impregnado de la canción más hermosa jamás inventada y sabe que si se guía por su corazón, no tiene nada que temer. (más…)

Read Full Post »

Las voces del desierto es uno de esos libros que te dejan huella… o por lo menos en mi caso, claro… Quizás porque uno de mis sueños es encontrarme algún día con una tribu, una de esas que llaman, tan a la ligera, salvajes. Este libro trata de eso (y de mucho más): el viaje de una norteamericana de ciudad, la propia autora del libro, por el Outback australiano en compañía de una tribu de aborígenes.

La verdad es que el libro entero es una lección en toda regla para la sociedad en la que vivimos, tan competitiva, tan dormida, con un ritmo tan frenético; y sería aún mayor si la historia relatada fuera verídica… pero parece que hay cierta polémica al respecto, a pesar de que la autora lo vende como algo que realmente le sucedió. Sin ir más lejos, en la propia entrada para Marlo Morgan, la autora del libro, en la wikipedia, se dice que En una reunión con los representantes autralianos Marlo Morgan admitió que la novela era un trabajo de ficción. De todas formas, sea la historia real o no, creo que de ella podemos aprender mucho.

Para una reseña amplia puedes acercarte hasta aquí, pero lo que ahora quería compartir contigo es un trocito del libro. Trocitos hay muy buenos, y me imagino que cada uno eligiría uno diferente dependiendo de su forma de ser, pensar… o incluso del momento. A mí me gusta mucho el que a continuación muestro, quizás porque relata muy bien uno de mis principios para vivir: no hay nada bueno ni malo. Todo tiene las dos caras de la moneda. (más…)

Read Full Post »

Parece ser que ya desde que estaba en la tripita de su madre, Mío tenía esas ansias de poseer todo: nunca se encontraba satisfecho con el alimento que tan afectuosamente se le ofrecía. Quizás por eso contrastaba el abultado vientre de su progenitora con sus esqueléticas extremidades.

Cuando nació, Mío ni siquiera lloró, porque eso era malgastar un líquido precioso. Como cualquier niño, Mío fue creciendo y creciendo… y a medida que esto sucedía también lo hacía su avaricia. Se podría decir que era el niño con más juguetes del mundo, pero nunca estaba satisfecho. Siempre había otro juguete que le entraba por los ojos, otro juguete para su colección interminable. Seguramente el lector esté pensando que con tanto juguete Mío tendría siempre una sonrisa en la boca… pero no, nuestro protagonista consideraba el sonreír un desperdicio; por eso su cara era robótica, sin rastro de emoción. (más…)

Read Full Post »

El miedo se había apoderado de los habitantes de Poligonolandia. Una extraña enfermedad se había instalado en el Reino y, poco a poco, les quitaba su apariencia de polígonos: un triángulo, que había sido despojado de sus vértices, ahora vagaba como tres segmentos sin conexión; a un cuadrilátero se le habían alargado dos de sus lados; uno de los lados de un pentágono se había vuelto curvo; un hexágono había dejado escapar su interior al romperse por uno de sus vértices… Lo extraño era que muy pocos poligonitos habían sido afectados.

Traviesa, una cuadrilátera cóncava, es decir, con algún ángulo mayor de 180º, estaba escondida debajo de la mesa octogonal donde se realizaban las reuniones de los Ancianos, los 8 polígonos regulares que actualmente se encargaban de gobernar. Ella era la “hija” de uno de ellos. Era raro que un polígono regular se dignara a mirar siquiera a un polígono irregular, y más si era cóncavo y tenía tan sólo 4 lados, por lo tanto mucho más extraño era que un polígono regular de 100 lados, un cientágono, hubiera adoptado a Traviesa; pero así era. Los rumores decían que en realidad ella era su verdadera hija, pero él nunca lo había querido reconocer.

Traviesa estaba pensativa. No había podido evitar escuchar la conversación. Si alguno de los Ancianos se enteraba… ni su padre la perdonaría. Pero el caso es que nuestra amiga cuadrilátera tenía tanta curiosidad que había hecho de la parte de debajo de la mesa su aliada por unas horas. Ahora sabía que la enfermedad era causada por cierto monstruo, o mago, o algo así que tenía su refugio muy lejos, muy lejos, aunque nadie sabía dónde. Los Ancianos habían pensado en enviar a los mejores de sus hombres para hacer desaparecer a tal bestia. (más…)

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: